Archive for 27 abril 2011

h1

La brújula

27 abril 2011

Asia,

– día 560-

Acabada la vendimia, y a las puertas del invierno, toca migrar y cambiar de aires.

De South West Australia
De South West Australia

Mi visa australiana expira en los próximos días, y mentiría si dijera que he hecho grandes esfuerzos para extenderla; es cierto que contaba con varios proyectos que tendré que posponer: cruzar en autoestop el desierto del Nullarboor, visitar Melbourne y Sydney, conocer mejor la vida de los aborígenes en los únicos espacios que les han permitido vivir, adentrarme en el Pirineo australiano… pero tengo que abandonar el país si no me quiero crear serios problemas.

De South West Australia
De South West Australia

No ha sido éste un país especialmente motivador, en varios aspectos, pero me voy satisfecho con el resultado: vine para trabajar y me voy con algunos ahorros que me permitirán seguir el viaje, he conocido en primera persona muchas de las dificultades que conlleva ser un trabajador ilegal en el extranjero, he cumplido otro reto que tenía en mente, y me voy dejando un buen puñado de buenas amistades que sé que reencontraré en un futuro. Me voy, me voy, me voy… ¿a dónde voy?

De South West Australia
De South West Australia

Siendo honesto, reconoceré que mientras mis manos automáticamente cortaban racimos, mi cabeza andaba lejos, muy lejos del suroeste australiano, y he estado barajando todos los puntos cardinales que me rodeaban:

  • Oeste, occidente, poniente: India… sólo pronunciar su nombre evoca estremecedores recuerdos, sonrisas y aventuras; atravesar el Xinjiang y la cordillera del Karakorum por la mítica Ruta de la Seda; regresar a casa por tierra conociendo y viviendo Oriente Medio…
  • Este, oriente, levante: sigo sintiendo la llamada del continente americano con la misma fuerza del primer día, he soñado con recorrer una tierra hermosa e interactuar con la gente sin las barreras idiomáticas. La excusa de este viaje siempre sigue ahí, tan atractiva, e Itaca, continua esperando en las orillas del Río de la Plata.
  • Desde aquí, al sur, poco queda ya, y es la opción menos seria… ¡qué más me gustaría a mí!
  • Y el norte, septentrión… volver a Asia, regresar a los lugares que ya conozco y conocer otros nuevos, rodearme de caras conocidas y extrañas que no paran de mirarme, y sonríen… Me recreo con los recuerdos y reconozco que lo extraño desde que un avión me abandonó en Darwin, en el norte australiano, hace casi tres meses. Asia fue la gran revelación de esta historia, y se acabó radical y cruelmente en menos de dos horas de vuelo.
De South West Australia

Luego todas estas ideas se mezclan bien mezcladitas, haciendo mil combinaciones, se intentan cuadrar con el escaso presupuesto, se ajustan a las próximas convocatorias del MIR, y en última instancia, es la casualidad quien en un día aleatorio tomará una decisión aún más aleatoria.

De South West Australia
De South West Australia

Estuve a unos segundos de comprarme un vuelo-oferta para Sudamérica, de volar a Nueva Zelanda para seguir trabajando, he mareado el mapa del mundo de tanto darle vueltas, he creído firmemente en muchos planes que se desvanecieron con la misma facilidad que se crearon. Y al final, en el último momento, una idea con la que llevo años fantaseando, pareció tornarse realidad, y tenía la posibilidad ahí, enfrente de mí, a un “sí, acepto” de distancia. Dije sí.

De South West Australia
De South West Australia
De South West Australia

Pero para empezar a llevarla a cabo todavía falta casi un mes, tengo tiempo para prepararme, pero no en Australia. Con escasos días de antelación, compré un billete para un destino conocido, y en el momento de efectuar la compra una alegría casi olvidada se apoderó de mí, sólo superada por la emoción de los instantes de aterrizar y abandonar el aeropuerto.

De South West Australia
De South West Australia

Western Australia quiso dejarme un buen recuerdo y me regaló unos bonitos últimos días, con agradables veladas en nuestro campamento, unos maravillosos anfitriones que me alojaron en Perth, fuego y música nocturnos en las playas de Fremantle, arte callejero e introducción al ambiente más alternativo de la capital, con interesantísimos encuentros y mucha alegría. Xavier y Ulysse, dos de los principales responsables de que me vaya de Australia feliz y con buen sabor de boca, me dejaron a las puertas del aeropuerto.

De South West Australia
De South West Australia
De South West Australia

Casi termino no volando, a causa de absurdas formalidades burocráticas, pero horas después, volvía a sentir el calor húmedo en mi cuerpo, el aire olía a incienso, rosas y basura, la gente volvía a ser dueña de la calle, y yo también sonreía, como todos a mi alrededor.

De South West Australia
De South West Australia
Anuncios
h1

Celebraciones

18 abril 2011

Al sur de Margaret River, Western Australia

-día 551-

Hoy es otra fecha para celebrar, cumplo mis 18 mesecitos de viaje, 1 año y medio. Tenía pensado escribir una serie de reflexiones sobre este tiempo a la deriva, un pequeño análisis retrospectivo de esta vida vagabunda, unas pinceladas de Siberia y Mongolia, de China e India, del Sureste Asiático, del contraste australiano… Iba a hacerlo, estos casi dos meses de sedentarismo y rutina viviendo en el viñedo incitan a ello, apenas hay novedades, los días empiezan como terminan: intercambiando risas, música y experiencias alrededor de un fuego; y hay poco que contar. Pero el viaje me tenía reservado un pequeño regalo de cumpleaños y el blog me sugirió que ya estaba cansado de leer flash-backs… Mañana terminaremos de vendimiar, es hora de volver a la carretera, y este pasado fin de semana se coló un pequeño anticipo… Nada espectacular, sólo una agradable sensación de libertad que quiero compartir con vosotros.

Selina, la amiga que habíamos conocido en Perth antes de partir hacia el sur nos sorprendió con una visita a los viñedos. El estrés laboral y social de Singapur le pedían a gritos una buena dosis de naturaleza y un viaje sin expectativas ni preparativos. Así salimos un sábado por la mañana rumbo a no-sabemos-dónde. Pero los bosques del suroeste australiano tienen un algo especial, el mero hecho de que haya árboles ya supone un placer visual en comparación con el resto de este desértico país, y la anécdota de que los karris sean de los más altos del mundo era el toque final que hizo que el volante girara a la derecha para perdernos en aquel bosque irreal donde el cielo estaba pintado de verde; divagó la noche entre reflexiones y risas, y la lluvia acompañó a una extraña cálida noche de otoño.

La mañana siguiente comenzó con una inusual dosis de adrenalina, escalando uno de esos eucaliptos de 61 metros de altura, donde una pequeña caseta en la copa permitía vigilar los terribles incendios que periódicamente atacaban la región, y concluyó con un internamiento a las profundidades de ese bosque de extrañas formas de flora y fauna, como sólo se encuentran en Australia. Pero era sólo un fin de semana, ahora los lunes volvían a tomar el significado de día laboral y había que poner fin a la excursión. Selina y Ulysse se encaminarían hacia Perth, y Xavier y yo, de vuelta a las uvas, por la última semana.

– ¿Sabéis qué? -dijo Xavier- es una tontería que nos llevéis hasta casa pudiendo seguir todo recto. Dejadnos en el cruce de Nannup, y ya continuamos nosotros en autostop, serán sólo 80 km, y así no llegáis tan tarde a casa. A las 3 de la tarde sacábamos nuestros pulgares, algo cansados y con ganas de llegar.

Un promedio de un coche cada 30 minutos no era muy prometedor, añadiendo que éstos, a diferencia de lo que la experiencia nos había mostrado, no eran tan amigables como los de nuestra región, nos fue poco a poco haciendo intuir lo que se venía… Los improvisados juegos se acababan, las risas iniciales daban paso a la seriedad y a la impaciencia; un grupo de canguros pasaron saltando junto a nosotros con el atardecer de fondo, haciendo que olvidáramos de golpe todos nuestros problemas. Y poco después, el frío y la noche cayeron como un duro golpe sobre la salida de Nannup. ¿Y ahora qué? Ignorando esta posibilidad, no teníamos nuestras tiendas, la noche era demasiado fría para dormir al raso, no teníamos nada que comer, ni siquiera un litro de agua, y entre los dos no juntábamos 10 dólares…

Definitivamente los australianos de estos valles del interior del país no eran tan amigables ni abiertos como los que conocíamos junto a la costa, y pasadas las 7 de la tarde todos desaparecieron, los pocos que encontrábamos nos mostraron su desprecio en grandes dosis. Un hotel de lujo era el único edificio abierto, y entramos a preguntar, no por el precio de la habitación, obviamente:

    • Hola… ehhh… ¿tenéis algo de comida cruda para vender?
    • Esperad, voy a preguntar al jefe (…)

      Me quedan estas salchichas y algo de verdura… venga, no importa, os lo dejo por 5 dólares, ah, y tomad este poco de pan, os vendrá bien.

Salíamos triunfantes por la puerta cuando salió la señora corriendo, con una gran sonrisa:

  •  Tomad también estas tarrinas de mantequilla.

No habíamos hablado entre nosotros, pero sabíamos lo que íbamos a hacer con eso. Durante nuestra rueda de reconocimiento alrededor del pueblo habíamos fichado unas barbacoas publicas que se accionaban sólo pulsando un botón, con la mantequilla cocinaríamos la mitad de nuestra colecta. El resto sería reservado para el desayuno de un día que se anticipaba complicado…

La cena supo a gloria, afortunadamente en Australia dedican esfuerzo y financiación a mantener unas estupendas instalaciones públicas que se encuentran en perfecto estado. Pero empezaba a hacer frío… ¿y para dormir? Lo supimos sin lugar a dudas, estaban limpios, protegidos, y lo mejor de todo… ¡abiertos!

Good night, everybody!

h1

Enlazadordemundos… en Yokmok!

7 abril 2011

Todavía al sur de Margaret River, Western Australia

-día 542-

Entrevista en diferido que me hizo Pau, bloguero de la página web  Yokmok.

La carencia de medios y tiempo causó que no le pudiera enviar las fotos que me pidió para ilustrar la entrevista,  le di total libertad para elegir las que prefiriese desde mi Picasa… y esa es la explicación a esa divertida usurpación de personalidad de las últimas fotos (aunque he de reconocer que Dabi tiene mucho más arte a la hora de sumergirse).

(Pincha aquí para ver la entrevista en la página original)

De bloguero a bloguero: Entrevista a Adrián Castellote

5587930989 82e49f090a z De bloguero a bloguero: Entrevista a Adrián Castellote

Nos encanta empezar fuerte la semana y lo hacemos viajando con nuestra sección de bloguero a bloguero. En esta serie de entrevistas virales, conocemos un poco mejor a los blogueros viajeros más interesantes. El entrevistado de la semana anterior escoge al de la siguiente.

Nuestro bloguero de esta semana está ahora mismo en Australia y lleva mucho, mucho tiempo en ruta. Se trata de Adrián Castellote, autor del blog Enlazador de Mundos. Leedla con atención porque es una delicia.

Hola Adrián. Nos gustaría saber algo más sobre ti, tanto a nivel personal como profesional. ¿Cuándo empezaste a escribir Enlazador de mundos y por qué?

Bueno, pues nací en Zaragoza hace 26 años, y desde pequeño siempre tuve una inquietud casi preocupante por el mundo, podía permanecer horas yo sólo mirando atlas, mapas, fotos de cualquier lugar remoto, mi mayor ilusión era que un día, de mayor, pudiera llegar hasta París, tendría como 6 años… Después me dí cuenta que viajar es siempre más fácil de lo que nos parece, y empecé a hacerlo, sin medios, sin dinero, aprovechando cualquier oportunidad que se me pusiera por delante. Al mismo tiempo estudiaba medicina y, cuando acabé, supe que era el momento para emprender el tipo de viaje que siempre había esperado. Encontré un trabajo como médico de familia en un centro de salud de la Comunidad Valenciana, y tras ahorrar lo que consideré necesario, me puse en ruta.

Enlazador de Mundos vió la luz en julio del 2008, ese verano había recibido una beca para colaborar como voluntario en un hospital de Guatemala, más tarde haría una ruta por la Centroamérica maya. Hasta ese momento, en cada viaje que hacía envíaba emails periódicos a mis amigos, si había suerte, adjuntando alguna foto. Siempre me olvidaba de gente, y otra gente que no estaba tan interesada recibían mi spam puntualmente cada semana. El blog es más práctico, llegas a un público más amplio y es bonito compartir información con otros lectores interesados en ciertos destinos y pueblos.

5587931115 3a57f8ea76 z De bloguero a bloguero: Entrevista a Adrián Castellote

Llevas desde octubre de 2009 recorriendo el mundo. ¿Cuéntanos qué te llevó a dar el primer paso?

Si hay que ponerle una fecha concreta, creo que el primer paso se remonta a abril del 2006, en aquella época un cúmulo de casualidades me llevaron hasta la Argentina, era mi primer gran viaje en solitario y fui agraciado por la suerte del principiante. Allí conocí muchos y variados trotamundos que vagaban por Latinoamérica, llevando lo mínimo, con un presupuesto muy limitado, sin limite de tiempo y con muchas ganas de vivir el presente, fue un gran cambio. En ese momento estuve a punto de dejarlo todo y quedarme allí… no pude, o no me atreví. Pero regresé con la firme propuesta de hacerlo cuando fuera el momento, al acabar la carrera y tener algo con lo que costeármelo. Y aquí estamos…

5588524626 4332f14f61 z De bloguero a bloguero: Entrevista a Adrián Castellote

Cómo preparaste tu itinerario, ¿qué recursos utilizaste para documentarte sobre el viaje?

Jajaja, no creo que yo sea un buen ejemplo para preparativos. Mi objetivo siempre fue Latinoamérica, y un mes antes de partir decidí llegar a América, pero cruzando Asia primero, continente del que poco o nada conocía. Fue el momento de cumplir varios proyectos que vagaban por mi mente: atravesar el Pirineo a pie por el tristemente histórico Puerto Biello de Bielsa, y cruzar Europa en autostop hasta llegar a las fronteras rusas, donde iniciaría el mítico viaje transiberiano… Después Asia me enamoró, y nunca vi el momento de dejarla atrás.

Llevo siempre un mapa del mundo en la mochila que me regaló una buena amiga, y el itinerario iba cambiando a cada momento a base de mirarlo durante horas. Los recursos más valiosos siempre fueron las informaciones que otros viajeros me iban dando a lo largo del camino, ciertos blogs viajeros y foros de internet, los textos e imágenes que había ido leyendo desde pequeño, y los retos que la imaginación me ponía por delante. La improvisación hizo el resto.

5587931477 126f246bd6 z De bloguero a bloguero: Entrevista a Adrián Castellote

Nos puedes contar algún truco para viajar tanto tiempo, sobre todo a nivel económico.

Aquí entran decisiones muy personales, pienso que cada uno viaja de diferente manera y debemos hacerlo de la forma que nos sintamos a gusto, aunque no negaré que a veces he tenido que hacer esfuerzos para ahorrar unos euros de más… Pero creo que al viajar es importante tanto para ayudar a la economía local como para el propio bolsillo, prescindir de las comodidades diseñadas para el turista y consumir productos locales, comer en los comedores adonde va la gente del lugar, dormir en las casas de huéspedes, viajar en transporte público… Todos los packs, hoteles y restaurantes turísticos se llevan una buena comisión y, aún más importante, al formar “ghettos” entre turistas se pierde el contacto con los habitantes del lugar. Quizá supone una pequeña pérdida en confort, pero me parece una gran ganancia a la hora de conocer más a fondo el lugar que se visita.

Por otra parte, el viaje me ha mostrado lo poco que realmente necesitamos en la vida, especialmente a la hora de viajar. Es un tipo de liberación el comprender que podemos prescindir de la mayoría de las cosas materiales, que todas las necesidades son relativas, que con tener algo que comer y dónde dormir debería ser suficiente en un caso algo extremo… después cada uno busca sus trucos y maneras, aunque también me parece que en ningún caso debería perderse el respeto por la gente local ni abusar de la buena fé de los habitantes.

5587931533 f8f916ab36 z De bloguero a bloguero: Entrevista a Adrián Castellote

Nos puedes dar algún consejo para acercarte a la gente local.

Esta es una importante parte del viaje que me costó un tiempo aprender, consecuencias de la timidez, supongo, que me acompañó durante un gran periodo de mi vida. Pero me repito e insisto: utilizar los recursos creados para locales en lugar de para turistas a la hora de comer, dormir y desplazarse; en la mayoría de países la gente muestra una inocente y sana curiosidad por el extranjero, como norma general, tu compañero/a de asiento iniciará cualquier conversación aunque ni siquiera se comparta el idioma, todos quieren conocer como se vive en el país del que provienes y mostrarte su cultura.

Pero aún iré más lejos, el autostop y el proyecto de Couchsurfing me han abierto unas puertas preciosas, en general, cerradas al turismo convencional. Tanto el uno como el otro me han llevado dentro de los vehículos, hogares y de las vidas de la gente en lugares tan diferentes como México o Senegal, por ejemplo. Y puedo afirmar que ambas experiencias han facilitado mucho mis viajes y mejorado mi concepto de la humanidad.

5587931627 3989bc1f98 z De bloguero a bloguero: Entrevista a Adrián Castellote

¿Qué lugares del mundo han superado tus expectativas? ¿cuáles te han decepcionado?

Buf, esta pregunta siempre me ha parecido muy complicada. Generalizaré diciendo que todos los países visitados me han aportado algo nuevo y de todos he intentado aprender y obtener experiencias positivas; dicho esto, es evidente que hay destinos que te afectan más que otros.

¿Me tengo que mojar, verdad? Bueno, pienso que Nepal siempre tendrá un lugar privilegiado en mi corazón, muchas, muy intensas y muy diferentes experiencias en muy poco tiempo; Birmania, Senegal e Indonesia fueron también destinos muy especiales…

¿Decepcionado? Me parece un verbo demasiado injusto para lo que alguna vez he podido sentir. Es cierto que la llegada a Australia, viniendo de Indonesia, me produjo tristeza, de ver a todo el mundo encerrado en sus todoterrenos o en sus casas y a nadie paseando por la calle; probablemente China me agotó un poco también, tras tres meses recorriéndola y tantas dificultades para poder entrar en el delicado Tíbet. Si tengo que decir un tercero, Brunei es un lugar curioso y particular, pero considero que dedicarle una semana es demasiado.

5587931695 e6a47b659d z De bloguero a bloguero: Entrevista a Adrián Castellote

En tus viajes ¿Has practicado algún deportes de aventura? ¿Cual ha sido la mayor locura que has hecho y dónde?

No tantos como querría, por motivos económicos principalmente. Hice varios trekkings por encima de los 5.000 metros, y rafting en el Bote Khosi, un barranco de aguas bravas que desciende directamente del Tíbet, ambas actividades en Nepal. Obtuve la licencia de submarinismo en Borneo e hice varias inmersiones preciosas, principalmente en aguas indonesias. Pero hubo muchas otras actividades de las que me tuve que reprimir, son unos de los pequeños esfuerzos de los que hablaba anteriormente.

Locuras ha habido unas cuantas, aunque creo que las más insensatas han ocurrido al lado de mi casa: en el Pirineo aragonés, lugar que amo y añoro. Si no, de viaje, son más bien tonterías fruto de la improvisación y pequeñas travesuras, como dice Jorge Sánchez.

Por ejemplo, en lo que respecta a visados y permisos, si la ocasión lo requiere, no hago del todo caso a las normas; otra buena experiencia fue cuando me interné a pie, varios días y acompañado sólo por una amiga, al corazón de la selva de Taman Negara, en Malasia; también reconozco cierta atracción por los destinos más “calientes” (Birmania, Tíbet, Chiapas…), porque es allí donde puedes aprender verdaderamente qué ocurre y ponerle caras a las cifras…

Y ahora ando detrás de una aventurilla, que si al final me sale bien, puede prometer buenas experiencias también.

5587931759 8b5336e658 z De bloguero a bloguero: Entrevista a Adrián Castellote

¿Cual de los viajes de aventura de YokmoK harías y por qué?

La montaña es mi debilidad, sinceramente, me pones unos montes delante y soy feliz. Por otra parte, todavía no conozco el Ártico, así que supongo que cualquiera de vuestros viajes a Escandinavia o Islandia serían de los más tentadores.

Y por último, ¿qué bloguero nos recomiendas para la próxima entrevista? ¿Cuáles son tus razones?

He estado siguiendo unos cuantos muy buenos a lo largo del viaje, todo lo que las telecomunicaciones me han permitido. Muchos tomaron ya el camino de vuelta, otros todavía siguen en el camino… Pero si de nuevo me hacéis elegir, os recomendaría Vivencias de una nómada, de mi amiga Fátima Tolosa, con la que compartí los primeros meses de esta aventura y con la que seguro compartiré nuevos viajes en un futuro no muy lejano. Sus relatos y sus fotografías bien merecen una larga visita, tal y como apreciaréis.