Archive for 6 julio 2010

h1

Retazos

6 julio 2010

7 de julio -dia 263-

Xi’an, China

Tiempos dificiles caracterizados precisamente por la falta de tiempo. Os presento mis disculpas y os lloro un poquito: estas ultimas semanas se definieron por la brusca ruptura de la paz que me acompagnaba en el Himalaya para acudir puntualmente a mi cita con los esperados reencuentros veraniegos. Era una especie de Grand Prix: para llegar a meta tenia que recorrer mas de 4.000 km de India en trenes donde no cabia un indio mas, soportar un monzon, volar a Kuala Lumpur, y de ahi a Beijing; todo valia, la unica condicion era no dormir. El 2 de julio por la manana cumpli el objetivo, abrazos, besos, musica y globos, bieeeeeen, bravooooo.
Por ello y porque ahora sigo sin disfrutar de mas tiempo del que cuento, os dejo una entrada atipica, pionera en este blog y que si sale bien puede q vengan mas como esta: pedacitos selectos de lo que voy escribiendo en mi cuaderno de viaje (que pensabais, que os lo contaba todo, todo? HA!). Que la disfruteis:

7 de junio -dia 233-
McLeod Ganj, Dharamsala

“Me cautiva esta India fuera de los obligados checkpoints, esta India tan variada, tan contrastada. Ayer estaba en el centro del sijismo, donde todo era de todos y comiamos gratis, y dormiamos juntos alrededor del Golden Temple; y unos cuantos km montana arriba estoy en la capital del Tibet en el exilio, reencontrandome con el Himalaya, la comunidad tibetana y -ya es casualidad- con unos viejos amigos que voy encontrandome a lo largo de este largo viaje.
Todavia no he ido al “Templo del Jokhang en el exilio”, ni a la residencia del XIV Dalai Lama; tampoco al Museo de la Ocupacion ni al de Medicina y Astrologia Tibetana, pero lo considero un dia francamente positivo: Lei en la terraza del albergue de cara a las montanas, y en la tarde noche abri los horizontes de mi esceptica mente occidental impregnandome como una esponja nueva aprendiendo sobre tecnicas orientales de meditacion, medicina ayurvedica y terapias psicologicas alternativas. A todo mostraba interes, todo lo queria aprender y experimentar; quiero aprovechar los proximos dias (aunque al final me quede todo el tiempo en Dharamsala y no visite nada mas) para realizar mas a fondo una iniciacion a la meditacion o incluso hacer el Vipassana, iniciarme en yoga, masajes y hasta cocina india y tibetana, de todo se puede hacer en Dharamsala! Por ahora manana a las 8 empezaremos un curso de meditacion y yoga… creo que el viaje ayuda a mostrar la mejor actitud y predisposicion para expander la mente y pienso aprovecharlo, que pena tener que dejar tan pronto esta India que me empieza a fascinar!”

Original cartel que segnala al centro de meditacion en Tushita

Traduccion: Atajo para McLeod Ganj/Atajo para la Iluminacion

12 de junio -dia 238-
McLeod Ganj, Dharamsala

“Cronologicamente: ir al centro religioso tibetano, al museo de la Ocupacion del Tibet y a la residencia de Dalai Lama, terminar de publicar en el blog, hacer mi primera sesion de “rebirthing” y tras un largo rato hiperventilando, recibir en mi mente sin buscarlos nombres y situaciones de mi pasado que llevaba largo tiempo sin evocar o que directamente habia olvidado […]; comida en el comedor-asociacion por los derechos de los nignos de los refugiados y probar un cafe “de verdad” como hace meses que no hago, una sesion de hatha yoga con una pequegna relajacion en grupo despues y terminando con un poco de pranayama. De noche, preciosa conversacion con Ro bajo las estrellas del Himalaya: “proyectamos en los demas nuestras carencias personales, no son las chocolatinas, las estrellas o incluso la grata compagnia quienes nos dan esta felicidad o nuestro bienestar, somos nosotros mismos; y cuando esto falla tenemos que ser conscientes de nuestra proyeccion y no recriminar sobre los demas esta falta […]”. Muy bonita charla en la terracita del albergue al frio de la noche, como el debate etico-teologico-filosofico de anoche con Aday o las discusiones sobre meditacion y budismo con Valentina… Esto ha sido un ejemplo de un dia cualquiera en el mistico pueblo de Dharamsala, y asi comprenderas por que manana cumplire ya la semana de estar aqui, y por que no tengo ningunas ganas ni apenas intenciones de marchar. Esto es, en cierto modo, la India que tambien esperaba encontrar, y mi mente, cada vez mas abierta y despierta, esta satisfecha de este encuentro.”

13 de junio -dia 239-
McLeod Ganj, Dharamsala

Dharamsala no era mas que extensos pinares con espectaculares vistas a los glaciares hasta que los britanicos montaran una guarnicion militar hace poco mas de 160 agnos, luego un devastador terremoto arraso con lo poco que alli habia y asi se quedo el asunto… Pero si este pueblo se hizo famoso en el mundoentero no fue por los eficientes servicios prestados a la corona britanica, sino por un bello gesto solidario en medio de tiempos dificiles (venga, nignos, a clase, que hoy vamos con retraso!):
Ya sabiamos que hasta 1949 el Tibet era una nacion independientegobernada por nobles y monjes, al frente de la cual se situaba el Dalai Lama; luego el Ejercito de Liberacion del Pueblo, a las ordenes de Mao, marcho sobre Lhasa pretendiendo liberar al pueblo del yugo de esa esclavitud feudal y sus creencias ancestrales, consiguiendo unicamente liberarlo de su tierra, su legado historico y su cultura. Fue una “liberacion pacifica”, puesto que no hubo una guerra abierta propiamente dicha entre ambos bandos, pero se estima que mas de un millon de tibetanos perecieron durante la toma del Tibet, la represion que le siguio despues, el levantamiento de 1959 y los tristes agnos de la Revolucion Cultural.
Que paso con el resto de la poblacion? Una pequena parte paso a colaborar con las fuerzas invasoras, conseguian bajos puestos de mando, se enrolaban en las fuerzas de seguridad y conseguian los mejores salarios entre los tibetanos. Eran los favoritos de los nuevos gobernantes. Una masa popular se resigno a aceptar la nueva situacion politica, continuaron con sus labores de cara al publico y con su fe a escondidas… Y los que no querian aceptarla? Bueno, la mayoria directamente fueron torturados y asesinados; entre los supervivientes muchos fueron encarcelados en su propia tierra, sometidos a trabajos forzados y a “lavados de cerebro y de alma”, otros fueron trasladados a diferentes prisiones y campos de concentracion de toda la geografia china, eran principalmente mientros de la nobleza y monjes; mientras, chinos de la etnia “han” -mayoritaria- eran llamados a repoblar la tierra conquistada llevando a cabo lo que se denomino “la segunda invasion del Tibet”
(fuente bibliografica: “Return to Tibet, by Henrich Harrer)

Fue este el destino de todos los tibetanos? Afortunadamente no. Unos cuantos pudieron escapar, primero el Dalai Lama, que huyo una noche engagnando a los chinos, por consejo del Gobierno y del Oraculo, y despues fue seguido por alrededor de 250.000 tibetanos que, desde entonces, han ido cruzando los puertos nevados para buscar su libertad al otro lado de sus montagnas.
Nepal no queria problemas y la mayoria, tal y como entraron en sus fronteras, salieron (actualmente hay varios campos de refugiados a las afueras de Kathmandu y Pokhara); en Buthan no cabian, y Birmania andaba metida en otros menesteres… asi que fue una recien nacida India quien, en 1959, dio asilo en Dharamsala al Gobierno Tibetano en el exilio y a toda la comunidad de refugiados. Desde entonces, los diferentes ministerios del Gobierno trabajan a diario regulando la vida de estas comunidades, mientras cientos de ellos siguen actualmente cruzando los pasos para cumplir su ultima voluntad antes de morir: una audiencia con el Dalai Lama (los tibetanos de este lado del Himalaya tambien suegnan con poder ver una vez mas su tierra…)
Y en Dharamsala, generacion tras generacion, los refugiados van saliendo adelante, mediante la venta de artesanias o incluso han creado pequenas empresas, gracias por supuesto, al turismo y la solidaridad internacional, principal fuente de ingresos de la comunidad. Atraidos por la Historia, paisajes y este singular ambiente, viajeros indios y de todo el mundo pasan o permanecen aqui; muchos participan en diversos voluntariados con los refugiados o se comprometen con muchas y variadas actividades culturales para difundir informacion entre los visitantes; hay dos principales centros que ofrecen cursos de filosofia budista, asi como sesiones libres y gratuitas de meditacion cada magnana, una magnifica biblioteca y varios museos con la intencion de preservar la tradicion, cultura y las escasas posesiones que pudo rescatar este Pueblo. Los centros de yoga han igualmente florecido a lo largo de toda la localidad y un sinfin de actividades mas, que han convertido a Dharamsala en un agujero para el viajero curioso, del que es dificil escapar.”

14 de junio -dia 240-
Biblioteca de Tushita Meditacion Center, McLeod Ganj, Dharamsala

“Hay que saber diferenciar entre la bondad afectuosa o compasion, y el fuerte apego. Aunque ambas tienen que ver con un objeto querido, el fuerte apego tiende a producir consecuencias negativas, mientras que el amor y la compasion producen consecuencias mas positivas […]. Con el deseo sucede lo mismo, depende de si tiene o no razones apropiadas, pues el antidoto del deseo negativo es la satisfaccion”
“El sufrimiento de la pobreza es el sufrimiento de querer algo y sentir que no se posee”
HH Dalai Lama

Shamatha: equilibrio mental y meditacion

Y una receta de la comida tibetana mas famosa para agnadir a este popurri:

MOMOS (para un regimiento)
800 gramos de harina y 400 cc de agua para hacer la masa
1 paquete de espinacas
3 cucharadas de cebolla picada
1 cucharada de ajo picado
3 cucharillas de salsa de soja

Tras hacer la masa hasta que adquiera una textura homogenea, se van rellenando individualmente con las espinacas, cebolla y ajo. Despues se pueden servir hervidos y/o fritos. Se recomienda acompagnar con una salsa.

Como sugerencia de salsa picante propongo: chile molido, salsa de soja, pizca de sal, ajo picado, cebolla picada, agua y el resto de las espinacas. Que aproveche!

17 de junio -dia 243-
Manali (Himachal Pradesh)
-12 horas de autobus montagna arriba desde Dharamsala

“Aqui sigo, refugiado en las montanas sin ver el momento de volver al infierno de los 50 grados, y es que aqui se esta taaaan bien… que aun podria aguantar mucho mas tiempo y seguir y seguir ascendiendo. Pero el calendario aprieta de nuevo y las fechas mas esperadas estan ya realmente cerca. Mi vuelo sale desde Thiruvananthapuram -mas de 4.000 km al sur- en 12 dias; y yo, que tenia unas ganas locas de descubrir por encima el Rajastan, de vivir la vida de Mumbai y explorar las maravillas de Goa y Kerala, lo voy a tener que hacer todo corriendo e improvisadamente… de nuevo me deje llevar por el embrujo de estas montagnas que, si no fuera por esto, no se cuando me atreveria a abandonar […].”

19 de junio -dia 245-
Rajastan (tren desde Delhi a Mumbai)

“Por fin, con mas pesar que alegria di el ultimo adios al Himalaya, magnificas montagnas que me han acompagnado durante los ultimos cuatro meses, que tan buenos momentos me han dado y que tanto me han enamorado: increibles paisajes, bellos pueblos y su Historia, diversidad cultural y religiosa, gente encantadora, buenos amigos… se quedan arriba. Yo, habiendolo retrasado todo lo posible, emprendo un vertiginoso descenso del subcontinente que me llevara a las caras conocidas que me esperan en el este del continente.
Desde Manali, con esos verdes valles cerrados por nevadas cumbres les lance el ultimo beso antes de que arrancara, con mas de 2 horas de retraso, el autobus. Espero volver a veros pronto, os quiero! les gritaba…
Y caaaaaambio! un largo y penoso bus que de “deluxe” no tenia mas que el nombre, me llevo de nuevo a la odiosa y temida Delhi; pero esta vez me salio bien la jugada, llegue tarde y sorprendentemente hasta me falto tiempo, pero tal y como queria no he estado mas que las horas necesarias para los tramites que alli queria hacer.
Y ahora, un tren atraviesa el norte del pais hasta mi proximo destino: Mumbai. Voy con cinco compagneros a cada cual mas agradable: dos nepalis con los que intercambio diferentes puntos de vista sobre la politica y cultura de su pais; un indio que me esta ayudando a contactar con mi anfitrion de Couchsurfing en Mumbai -y que se empegno en acompagnarme hasta casi la puerta de su casa una vez alli- y dos bangladeshis (uno de ellos me acaba de pedir permiso para poder rezar en mi asiento) y me encanta a estas alturas de viaje seguir sorprendiendome y emocionandome con las pequegnas cosas que el viaje me regala; yo voy durmiendo, hablando y leyendo “Return to Tibet”recordando una tierra que se va alejando mas y mas.
Hoy siento que se trata de otro punto de inflexion del viaje. Atras queda el relax y la paz de estas dos semanas de retiro en las montagnas, aunque prevalece lo aprendido y tenga vistas a ampliarlo. Delante me espera incertidumbre y novedades, por ahora seran dos semanas de frenetico viaje, calor, trenes y gente nueva; una breve parada en Malasia y un reencuentro con lugares y caras conocidas chinas… y mucho, mucho mas que a este viaje aun le queda por desvelarme; porque ayer ya cumpli ocho meses “on the road”, de acuerdo, pero yo todavia lo siento en el mas tierno de los comienzos…”

Gateway to India, Mumbai

Puerta por donde los britanicos desembarcaban en India

22 de junio -dia 248-
Gokarna (Karnataca, India del Sur)

“Desde un paisaje completamente novedoso comienzo este cuarto cuaderno de viaje: diario del dia a dia, confesor de secretos, escuchador de sentimientos, testigo de promesas y proyectos…
Desde una mesa de la terracita de la “Namaste Guesthouse” oigo las olas del mar romper a escasos metros de mis pies, y el monzon, con su ir y venir de lluvias torrenciales acaba de empaparme por completo, la musica suena relajada y serena y hoy es dia de introspeccion…
Me despedi de Mumbai ayer por la noche mirandolo por ultima vez desde la ventana con melancolia, que bien me ha tratado la urbe mas masificada de India y que injusto he sido con ella, dedicandole a la que menos tiempo! Un tren de noche, vagon “sleeper” en el que ni siquiera tendria cama propia, aunque el destino quiso marcarse un detalle regalandome una, un despertar entre bosques de palmeras y exuberante vegetacion, un rickshaw hasta la estacion, un bus hasta Ankola, otro bus hasta Gokarna, miro internet dos minutos: no hay noticias, al menos, no las que me interesan, me dirijo hacia la playa por fin: Om beach es la mejor, o eso me acaban de decir: “5 kilometros a pie, no tiene perdida. Sube ese monte hasta llegar al templo y luego bajalo, es hora y media”. Mochilon al hombro me dirijo para alla bajo un intenso sol; me pierdo, creo, porque alli no veia nada, me meto entre las cercas, me embarranco, me pincho, sudo, me canso y me desespero perdido en medio de la nada. Horas despues caminando, por fin llego a una playa preciosa y desierta, solo algunos locales faenan con las redes y unas pocas mujeres con sarees pasean, todos los alojamientos estan cerrados, tal y como me llevaban advirtiendo meses atras, estoy fuera de temporada. Como siempre.
LLego por fin a la playa, envuelto en sudor, dejo las cosas tiradas y, por fin: me bagno en el Indico!!! Despues una merecida comida: paneer butter masala con arroz y un roti, y empiezo a pensar, una hora, dos… he estado contemplando el Mar de Arabia y pensando en mis cosas […]”

24 de junio -dia 250-
Gokarna (Karnataka)

“LLueve! Diluvia! El apocalipsis en Gokarna! Cada quince minutos, cada dia, desde que el esperado monzon se acerco por estas tierras…
Y tal y como ocurria en las heladas noches en las grandes alturas del Himalaya o en el sofocante valle del Ganges, la vida de la gente sigue transcurriendo con plena normalidad: tras una cortina de agua puedo ver a los pescadores trabajando en la orilla, a los nignos jugando, a las mujeres paseando en grupo, a las vacas y los perros deambulando por la playa y a un hombre mayor meditando sobre una roca.
Este novedoso monzon, tan nuevo para mi, para los indios de Gokarna ya es algo muy muy viejo”

28 de junio -dia 254-
Alappuzha (Kerala) 2:30 am

“Todo fue tan real!! Los poderosos mantras que no entendia siguen resonando con fuerza en mi cabeza mientras escribo estas lineas; me entran escalofrios cada vez que vuelvo a evocar la imagen de aquel novicio que, en estado de extasis, desde el ultimo piso de aquella torre adonde todos subimos en aquel extragno trance se arrojo sin dudar al vacio, sin que el otro “semiesceptico” y yo pudiesemos hacer nada por retenerlo.
El resto tampoco respondian, permaneciendo en el mismo estado, en aquella terraza que invitaba al suicidio. Habia libros, muchos libros, creo que en la portada unicamente estaba escrita, en grande, la palabra “AM”…
Un suegno duro y raro que me ha hecho despertar entre sudores. La palabra “KUTUMSAN” no aparecia esta vez en mi suegno, pero me sigue viniendo facilmente incluso ahora a la mente, por que?”

La rueda de la existencia

29 de junio -dia 255-
Thiruvananthapuram (Kerala)

“India rencorosa, infantil! No quieres que me vaya y por eso me das semejante despedida. Si, no te hagas la tonta que lo sabes bien. Todo iba bien hasta Manali, hasta que baje de las montagnas para salir de aqui, y despues, zas! una tras otra, cada dia, un poco mas fuerte que el anterior, hasta desahogarte a gusto hoy que me voy.
Desde el unico lugar abierto de toda la ciudad enfrente de la parada de buses escribo estas lineas, empapado, exhausto, sin paciencia, sin fuerzas…
Pero una cosa quiero que quede clara desde este ultimo dia que aun no se ha acabado: pienso volver, te pongas como te pongas, y cuanto antes, mejor! Te faltan todavia muchos mas chaparrones, mas empujones y pitidos, mas bacterias y parasitos, mas estres y mas… tu!
Me has hechizado, y por muchas mas que me des no te vas a librar facilmente de mi… No te lo crees? Anda, ve, y preguntale al Pirineo.

(me echan, cierra el bar, la proxima hora hasta que venga el bus sera en la calle bajo el aguacero)”

30 de junio -dia 256-
Desde algun punto del oceano, vuelo Kuala Lumpur-Beijing

“Quiero escribir mis escasas impresiones acerca de Kuala Lumpur, aunque me falto todo el tiempo para poder escribir algo con un minimo de fundamento, no seran mas que un par de observaciones que pude concluir. Me falto tiempo en India, me falto tiempo en KL… pero asi como pretenden que vuelva a casa?
Esta cosmopolita ciudad me impresiono antes de que el avion tocara suelo malayo, especialmente viniendo de la India, el calor es igual de intenso, quiza incluso mas humedo, y el monzon le reparte igual; pero de entrada uno ve que el trafico y los movimientos de la gente son ordenados (es una sensacion extragna el no tener toda una fila de gente detras que no me intentan pasar por encima), los vehiculos van por su carril y respetan las segnales, es mas, hay segnales! Pero lo que mas me ha impresionado de las escasas 16 horas que he pasado aqui no son sus centros comerciales gigantes y bien organizados, su eficaz red de transportes, sus supermercados de lujo o sus innumerables cadenas de restaurantes; sino el mestizaje y la convivencia aparentemente ejemplar de esta ciudad multicultural: gente de todas las etnias, colores y religiones se han acostumbrado a vivir juntos y a traspasar sus diferencias en este extragno y poco corriente experimento social. A poco observador que sea uno, se puede distinguir en el mismo grupo de amigos velos de colores, sarees, ojos achinados de pieles blancas y de pieles oscuras, crucificos, shadors, amuletos y tikkas, con una caracteristica en comun: la lengua y nacionalidad malaya, que prevalecen por encima de las superficiales diferencias y unifica bajo los colores rojo, blanco, azul y amarillo de su bandera […]”

2 de julio -dia 258-
Aeropuerto de Beijing

“El Ser siempre esta presente. Todos quieren conocer el Ser. Pero, que tipo de ayuda se necesita para conocerse a si mismo?
La gente quiere ver al Ser como algo nuevo. Sin embargo, este es eterno y permanece continuo todo el tiempo, lo quieren ver como una luz esplendorosa, etc. Como puede ser asi? No es luz, no es oscuridad.
Es como es. No puede ser definido. La mejor definicion es: “soy lo que soy”

Bhagavan Sri Ramana Maharsi
Guru hindu

Anuncios