h1

Pensamientos en letra alta

10 octubre 2010

Y aquí viene el prometido resto de la entrada, desde Thailandia, fuera de censuras… ¿quién iba a esperar que lo iba a terminar, eh?

-dia 358-
Hsipaw, Estado Shan del Norte, Birmania

Entrada que llega con mas de dos semanas de retraso, y ademas a medias: por consejo de muchos y de mi propio conocimiento, la escribo mordiendome las manos y la lengua, cuidando mis palabras… una pena, pero es lo que hay. Desde Tailandia, mas.

Recuerdo a la perfeccion la primera vez que oi hablar de ella; fue en la parte de atras de una pickup, agnos atras, en Guatemala. LLovia a cantaros, Raul, uno de mis profesores en este oficio de viajar, empapado, me decia: “es como viajar en el tiempo, alli las cosas llevan otro ritmo, la gente es maravillosa pese a todo lo que sufren, si, sin duda creo que es el ultimo remanente de la esencia del sureste asiatico, que esta desapareciendo a la misma velocidad con la que los vuelos charter aterrizan en Bangkok”. Desde aquel dia esas palabras resonaban en mi cabeza: “la antigua Asia…” como seria la Indochina colonial? como se viviria en Siam antes de la explotacion de las playas y de las nignas? Exagerado, sin duda, pero gratis es sognar, y sognaba con ir lo antes posible. Despues otro maestro, el Maestro: Jorge Sanchez, tambien recomendaba encarecidamente hacer un alto en el camino entre India y el sureste asiatico… y Jorge suele acertar. Por ultimo, ya en ruta, algunos aventurados viajeros dibujaban una estupida sonrisa y les brillaban los ojicos con solo pronunciar su nombre: “ah, si pudiera volver…” -decian-.

Situada estrategicamente entre el Himalaya y el Golfo de Bengala, entre India y Thailandia, Bangladesh y Laos, China, Tibet… con todas sus fronteras terrestres cerradas al visitante extranjero desde hace 60 agnos, y una tradicion unica fruto de siglos de pacifica convivencia entre las culturas de sus diversos habitantes; el pais me atraia con la misma fuerza con la que atrae el opio de sus montagnas. Reflexione: la [brutal dictadura militar que está desangrando al país durante los últimos 50 años obligaba a hacerlo: éticamente, ¿debo ir? es evidente que, aunque vaya con toda cautela, parte de mi escaso dinero irá directamente a las manos de un Gobierno torturador y violador sistemático de todos los derechos humanos más básicos; de hecho, una importante proporción de la ilegalizada oposición incita a boicotear el turismo hasta que el país sea libre. Por otra parte, el viaje independiente es prácticamente el único recurso posible para desarrollar los humildes y sufridos comercios familiares dedicados al turismo, y la mejor manera de conocer un pueblo, comprometerse, y convertirse en su voz…  no fueron pocos los meses de reflexión, de ires y venires de las opiniones y las ideas, de síes, de noes, de quizases y de ojalás, muchas noches pensando y dándole vueltas a lo mismo, hasta que por fin tomé una decisión:  ¡Birmania… allá voy!

Reconozco que los países tan aislados gobernados por seres dementes ciegos de riquezas, poder y menosprecio por la vida ajena siempre me han producido una macabra fascinación… ¿cómo será la vida allí? ¿cómo se vivirá el día a día?  ¿cómo puede uno adaptarse a la miseria y el miedo? (por mi propia seguridad completare este fragmento desde fuera del pais, lo siento) Y ya antes de aterrizar, observando los arrozales desde el avion, me sentia una especie de impostor, un intruso con la libertad de observar y conocer temporalmente una realidad que no le pertenecia.

El vuelo de 3 horas Kuala Lumpur – Yangon se desarrollo con toda normalidad, con la unica particularidad de ser el unico occidental en el abarrotado avion. Tambien uno tiende a pensar que la llegada a un pais como este sera en plan peliculera, con exhaustivos registros e indiscretas preguntas; en lugar de eso me vi deambulando tranquilamente por un aeropuerto familiar, de andar por casa, practicamente vacio. Incluso la oficina que expedia visados a la llegada se encontraba desierta, y es que con la inminente llegada de las elecciones, [del próximo 7 de noviembre, la Junta Militar decidió, en una de sus famosas caprichosas leyes instauradas de hoy para mañana,]  dejar de emitir visados en el aeropuerto. Tenias que traer tu visado puestecico antes de embarcar, si no, no volabas. Por una caritativa obra de algun dios al que le debo caer simpatico, yo me entere casualmente de esta nueva ley dias antes de volar, el tal dios tambien se debio encargar personalmente de que hubiera Embajada de Myanmar en el pais donde entonces me encontraba -concretamente Malasia-. Otros, como supe mas tarde, no tuvieron esa custodia divina y tal como llegaron al aeropuerto de Bangkok les toco, por este orden:
– discutir acaloradamente con la sufrida azafata de Air Asia que cumplia ordenes.
– volver, con poco humor, a la ciudad para empezar los tramites del visado lo antes posible.
– comprar, de nuevo, el mismo billete de avion que ya habian comprado y perdido.
Existe tambien la variante del viajero que solo se entera a su llegada a Yangon que en Birmania no existe ningun cajero automatico, que una tarjeta de credito tiene la misma utilidad y validez que el carnet del club Megatrix, y que solo se aceptan como validos los dolares nuevos y perfectamente planchaditos, sin arrugas, pliegues, roturas ni escrituras. Aquel que no venga avisado de todo esto tambien se ha ganado un viaje de ida y vuelta a Bangkok si no quiere pasar un mes en la mas absoluta indigencia por muy bollante, como ya ha ocurrido en mas de una ocasion
(incomprensiblemente yo no me encontre en ninguno de esos dos grupos, bien! de hecho, los tramites, tiempo y dinero perdidos en Kuala Lumpur para conseguir esos dolares de coleccionista merecerian por si una entrada aparte).

Y si, amigos, Myanmar es otro mundo, y de eso se da uno cuenta desde el primer mingalaba! (saludo universal, de buen rollo, aunque a nosotros nos pueda sonar algo brusco y grosero) que recibe. En el mismo aeropuerto uno lo percibe facilmente al observar que todos los hombres visten falda (longyi), muchos llevan maquillaje (tanaka) y la gran mayoria tienen la boca de un color rollo chillon a base de mascar nueces de betel.

La famosa cancion de Shakira que taladro nuestras cabezas durante todo el verano sin discriminacion ni distincion de continente, raza o religion, me dio la bienvenida al pais, evidentemente en version karaoke, y cantada en birmano… vamos alla, pues, que esto empieza bien!

Anuncios

6 comentarios

  1. Hola viajero… te superas día a día. He estado leyendo tu blog, aunque hasta ahora no te había escrito nada. Desearte muchos éxitos en tu aventura.
    Un abrazo. salud.


    • Pues muchas gracias! Eso, eso, que cunda el ejemplo de dejar comentarios entre los lectores que se esconden, que siempre hace ilusión leerlos, aunque tarde en responder.
      Un fuerte abrazo


  2. ¡¡Hola mañico!! 🙂 No creas que me acuerdo de ti por lo de la bandera del 12, jeje..Lo hago siempre :)…Pero me quedaría corta al lado de tus relatos…Te mando un abrazo grandísimo..Cuídate muuuucho y sigue disfrutando y exprimiento el camino como hasta ahora…Hasta pronto mi niño.


    • Abrazo recibido, llegó fuerte y sano! Qué tal todo por las islas? aspiro a recibir novedades…
      Besos


  3. Hola Adrián, aunque no te dejo comentarios sigo tu blog y me das una envidia sana, ayer día de mi cumpleaños hizo un año que estas por el mundo que dice tu madre; pero lo que más me gusta es el poco miedo al riesgo que tienes yo hace tiempo que tengo ganas de ir a Mianmar y sin embargo la situación siempre me detiene, pero ahí lo tiene a él tan chulo.
    Bueno un besote y te recordaremos en las XI Jornadas de Viajes y Aventuras de Trotamundos Aragoneses.
    Haber si al próximo año estas ya de vuelta por aquí y podemos contar contigo.


    • Jaja, qué barbaridad, cuánto cumplido!
      Es cierto que la situación en Birmania es más que complicada, pero desgraciadamente sólo lo es para el que ha nacido allí, al extranjero le ponen las comodidades demasiado fácil y demasiado difícil el ver las cosas que no quieren que se vea… pero se intentó, prometo una entrada contando cómo fue.
      Muchas gracias por la invitación, intentaré estar allá. Un abrazo



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: