h1

En busca de Shangri-La

18 febrero 2010

Shangri-La -dia 124-

Y sigo, con paso muy lento pero constante, en mi largo camino hacia el “Techo del Mundo”.
Dali, primer contacto con la montaña tras el agradable calorcito del sur, no decepcionó. Ubicada sobre el gran lago Erhai y al pie de las montañas, es una pequeña y agradable ciudad medieval, amurallada, de calles empedradas atravesadas por canales que en su día fueron potables, así como fue también capital durante los siglos en que Yunnan fue independiente; y en contraste con otras regiones que también fueron absorbidas por el gigante, los “bai” siguen siendo mayoría en la zona. Las Tres Pagodas y el Templo de Chongshen fueron la gran sorpresa de la ciudad: una magnífica sucesión de templos budistas rodeados por jardines situados en un marco natural incomparable. Todo estaba yendo bien, sospechosamente bien, y el plato fuerte se servía al día siguiente, con mi primera incursión en la montaña, pernoctando en un monasterio y disfrutando de unas nada despreciables vistas desde los más de 4.000 metros de altura del Zhonge Shan. La realidad fue bien distinta: una taquillera incompetente que me dio mal el cambio y un aragonés cabezoncico como él solo que juró que de la puerta no se pensaba mover hasta que arreglaran cuentas, acabó horas después haciendome rendir esas cuentas ante la policía la que me acusaba de cansino y escandaloso, actuando como fiscal y como intérprete al mismo tiempo. El cuento imagináis de sobra como acaba; al menos, uno intenta hacer valer sus derechos en un país donde el concepto del “individuo” está bastante olvidado. El día terminó al borde del lago… al menos, el equilibrio del universo puso en mi camino nada menos que pan y jamón!! dos manjares no vistos en muchos meses con los que compartí mi frustración, admirando de lejos las montañas. Después, una interesante velada entre expatriados perdidos en un centro sociocultural recientemente creado motivó que me fuera al día siguiente a Lijiang con muy pocas horas de sueño.

Lijiang es otra preciosa ciudad medieval situada montaña arriba, hogar de los “naxi”. Esto creo que merece mención aparte, pues esta tribu que descendió de la meseta tibetana es uno de los escasos ejemplos de sociedades matrilineales que perduran en el mundo. Perdiéndose estas tradiciones cada vez más en la actualidad; desde tiempos inmemoriales las mujeres naxi controlan las relaciones sociales en la comunidad: son las únicas encargadas del cuidado de lxs hijxs y tienen cuantos amantes quieran, que reciben en su habitación pero al día siguiente vuelven a casa de su madre; esta influencia es incluso evidente en su lengua, donde las palabras femeninas tienen connotación de grandeza, y viceversa. Además de las mujeres, controlan Lijiang el Yulong Xueshan y el Haba Shan, dos moles de roca caliza de 5.500 metros de altura, visibles desde cualquier punto de la ciudad y que encierran entre ellas al río Yangtze en uno de los cañones más profundos del mundo.
Sí, hasta aquí es todo muy bonito, pero un valioso consejo daré al viajero que yo habría agradecido eternamente de haberlo sabido antes: ¡Nunca viajéis a China durante el Año Nuevo Chino! No se llena todo de fuegos artificiales y dragones correteando, sino de caos en los transportes, de automática duplicación de los precios en los pocos establecimientos que quedan abiertos, de hordas ingentes de turistas chinos invadiéndolo todo siguiendo a la guía del paraguas rojo y de parálisis total del país, resumiéndolo mucho. El estrés que me generó este cóctel en uno de los puntos calientes del turismo en el sur de China hizo que mi principal objetivo fuera abandonar a toda costa la prometedora Lijiang sin haberla apenas disfrutado 24 horas.
La impresionante Garganta del Salto del Tigre de la que hablaba antes debería haber sido la siguiente parada, pero: “sorry, it´s New Year and…”, “no sigas, me lo conozco, me da igual, dame un billete para cualquier sitio lejos de aquí”.

Zongdian (Gyeltong en tibetano) fue la elegida. Primera ciudad con un fuerte sabor a Tibet, aunque ubicada fuera de sus fronteras actuales (lo que me permite recorrerla libre y tranquilamente sin preocuparme por permisos o militares) se conoce en todo China como Shangri-La, en un intento conseguido del Gobierno de atraer el turismo a este remoto lugar, declarando que era éste el emplazamiento real de la imaginaria Shangri-La que describía Hilton en “Horizontes Perdidos”. El bus se quedó parado de camino en la carretera, y por una vez el Año Nuevo no era el causante de mis problemas, sino una intensa nevada que me acompañó en el ascenso (bien, me reencontraba otra vez con esta vieja compañera de viaje!), poco antes de llegar el sol tuvo lástima de mí y salió unos momentos para iluminarme mi primera imagen de Tibet: manadas de yaks se paseaban sobre la nieve bajo las grandes cumbres que aparecían por todos lados.

En el pueblo, a 3.200 metros de altitud, de calles empedradas y casas de madera, ondeaban al viento las banderolas de colores y tintineaban a lo lejos las campanas de los monasterios en las blancas montañas. Una necesitada paz y tranquilidad se respiraba en el aire helado de la tarde, y aunque ignoro si está o no realmente aquí la tan buscada Shangri-La, yo por fin la he encontrado.

Anuncios

2 comentarios

  1. EEEY! que bien que hayas actualizado: aunque hayamos tenido algun contacto furtivo y esporadico por mail, necesitabamos saber como seguia el viaje! Nosotros estamos en Goa… os acordais de aquel camarero de pegniscola que vivia aqui? bueno, pues resulta que Goa es la cuna de la tendencia Hippie de los agnos 60! no digo mas! bueno, miento, si… muy preparado para el turismo, y mucho ambiente hippie, pero una tranquilidad que a veces se requiere en la ajetreada India (que parece que celebra el agno chino todos los dias!jajajjaa)
    MUAK! espero tu respuesta a la insensata pregunta de si nos veremos en Tailandia en marzo? imposible, verdad? bueno, si proponemos Malasia en Abril-Mayo? o Borneo?


    • Hola Esther, Y GERARDO!!! (he necesitado una merecida rigna por haber usado el sustantivo colectivo, no se repetira, prometido!). El viaje va muy bien, ahora ando perdido en un pueblo escondido entre montanias… pero a gusto!
      Respecto a vuestra pregunta, lo siento, pero como comprendereis no puedo desvelar a los lectores los proximos meses de culebron, que me cae la audiencia(el hecho de que no tenga ni idea de por donde andare los proximos meses es totalmente irrelevante, jeje, ya sabeis que mis decisiones de viaje son fruto de la improvisacion y el delirio del momento). Thailandia en marzo… imposible (creo), otras propuestas futuras… me encantaria intentarlo, ya nos vamos diciendo por mail, va?
      Disfrutad India y no dejeis de alegrarme viendo actualizado vuestro blog.
      Beso y abrazo transhimalayo fuerte, y DOBLE!!



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: