h1

Caravanserái

7 febrero 2012

Post que llega tres semanas tarde después de largo tiempo vagando por el desierto. Por fin, sucio, cansado y polvoriento encontró un cibercafé en la pequeña localidad de Guerrero Negro, Baja California (México).

-día 840-

Es allí exactamente, en ese enclave imaginario, casi surrealista donde se erige; allí donde a duras penas se elevan los saguaros y sobreviven los coyotes, y todo el resto de la flora y la fauna perecería sin opciones: Phoenix, la cuarta ciudad más grande de los Estados Unidos, un monstruo de más de 5 millones de habitantes instalado ahí, en pleno desierto de Arizona, como un náufrago perdido en una isla en mitad del océano.

De Arizona
De Arizona
De Arizona

Siendo sincero, creo que nada me habría llevado ahora hasta esa parte del mundo salvo la visita que debía a mi amigo Dani desde hacía meses, el concepto y las ganas de visitarle siempre habían estado allí, habitando ese espacio difuso que ocupan los planes en mi mente, pero hasta entonces nunca había encontrado la manera de materializarlo. Un día al azar, mientras disfrutaba de la hospitalidad de Julia y sus amistades en Tijuana, decidí que en un par de horas saldría para Phoenix, sin previo aviso, dirección en mano; y al día siguiente ya estaba esperando a mi amigo sentado en la única sombra que daba el porche de su casa.

De Arizona
De Arizona

Los caravanseráis resultaban para la mayoría de los viajeros un inmenso bienestar y un descanso durante sus largas travesías a través del desierto. Nunca fui caravanero, pero así compararía la sensación de encontrar un viejo amigo tras un largo tiempo en el camino; un encuentro donde sobran presentaciones y formalidades, donde los silencios dicen mucho, y donde las risas, las anécdotas, los planes y las cervezas saben aún mejor que de costumbre.

De Arizona
De Arizona

Sin embargo, nunca tuve la sensación que hubiera gran cosa que hacer en esa ciudad, la mayoría de las ciudades en los Estados Unidos tienen la particularidad de que el transporte público es anecdótico y sin vehículo privado no vas a ningún sitio, y aún así, me pareció que el número de lugares interesantes que visitar en Phoenix era limitado, en Phoenix en sí mismo, porque la naturaleza que rodea a esas mismas ciudades es sin duda fascinante, cuando puedes acceder a ella.

De Arizona

Y a eso me dediqué principalmente, es posible disfrutar del desierto a un corto paseo en bicicleta a las afueras de la ciudad, y apreciar las inmejorables puestas de sol; Tempe también tiene una animada vida universitaria que da una cara más juvenil y activa a la ciudad; lxs amigxs de Dani, ocupados de día, siempre encontraban algún interesante plan para hacer por las noches, y coincidió una de ellas con el ‘First Friday’, una exhibición de arte abierta, gratuita y nocturna por las calles del centro; Charo y Juan, los tíos de Fátima, también vivían allí y nos reencontramos un par de veces entre medio de pura comida mexicana; y hasta Allison, una amiga que conocí en la otra orilla del Pacífico, de la que me enteré a última hora de que volvíamos a estar apenas a 2 km de distancia y con quien visité el Heard Museum, una exposición permanente de cultura, arte y patrimonio histórico de los nativos americanos, su conquista y el camino de su destrucción.

De Arizona
De Arizona
De Arizona
De Arizona
De Arizona

Las casí dos semanas que allí pasé transcurrieron rápido, me sentía a gusto, cómodo, a veces casi demasiado, y precisamente por eso las ganas de volver a coger la mochila y partir hacia lo desconocido me empujaban cada día con más fuerza. Cada mañana al despertar visualizaba las playas desiertas de la Baja California, las sorpresas que me depararían esos más de 1.500 km en autostop desde Tijuana hasta los Cabos, la compañía del camino y las gentes a quienes aún tenía que encontrar. Y tal y como vine, me fui. Un día inesperado, volví a armar la mochila, dejé una nota de despedida y gratitud y cerré la puerta por fuera, de nuevo camino de México, esta vez para largo.

Pero dos días antes de que eso ocurriera, pudimos organizar una bonita excursión de fin de semana al norte de Arizona, algo para no perderse: las montañas de Sedona y el Grand Canyon. Creo que las imágenes hablan por sí solas…

De Arizona
De Arizona
De Arizona
De Arizona
De Arizona
De Arizona
De Arizona
De Arizona
De Arizona
De Arizona

4 comentarios

  1. ¡Qué decirte compañero! Yo ya sabes que soy tu fan número uno.

    Me alegro de que disfrutases de lugares así, a los que llegamos sin saber bien porqué pero acabamos sintiéndolos dentro. A mi viajar me ha enseñado a amar todo cuanto veo y siento, y tus textos me transmiten exactamente ese sentimiento.

    Ah, lo de las partidas de los sitios lo llevamos exactamente igual. Cuando toca toca…

    Un abrazo, a ver si te mando un correo que te tengo alguna pregunta preparada.

    A seguir así, ya sabes cómo es esto, sab kuch milega!


    • Jaja, qué te voy a contar yo a ti que tú no sepas. Al respecto de lo que dices, recuerdo las palabras de Bouba Dioum, naturalista senegalés, que decía: “Al final, preservaremos sólo lo que amamos, amaremos sólo lo que entendemos, y entenderemos sólo lo que nos han enseñado”. (o aprendido podríamos añadir).
      Claro, escribe cuando quieras. ¿Por dónde andas ahora, qué planes tienes? miedo me das…
      un abrazo


  2. Adrián gracias por compartir tus historias!!! realmente me gusta leerlas, y así he conocido muchos lugares del mundo :)


    • Michy, cómo estás? Un placer. Pues poco a poco vuelvo a acercarme para allá, así que a ver si hay suerte y podemos volver a coincidir para compartir historias en persona, que siempre es mejor. Un fuerte abrazo desde México



Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 34 seguidores

%d personas les gusta esto: