h1

Del Pirineo a los Alpes

24 octubre 2009

Milano, Italia. Dia 6

Sorpresas del camino: lo que previamente estaba proyectado como un viaje para descubrir un mundo desconocido, por ahora està resultando un placentero viaje hacia mi propio pasado.

Tras todas las despedidas espagnolas que tantos momentos agridulces dejaron, ahora es el turno de las europeas. Caras tan familiares en una epoca ya lejana, que no por el paso de los agnos (muchos agnos en algunos casos) han dejado de serlo ìtodo lo contrario! la naturalidad de las situaciones, la alegria y el carigno de estos dias han igualado -si no superado- al de los lejanos tiempos del erasmus en Tours o de la seneca en Tenerife.

Por lo demas, el viaje continua despacito hacia el noreste, a ritmo de autostop, atravesando ciudades ya conocidas de una Europa gris y lluviosa. El miercoles por la magnana sali de Montpellier en direccion a la C^ote d’Azur, pero el azar quiso alejarme del Mediterràneo antes de hora, por medio de un “campeur” aleman que iba hacia Lyon. De repente lo vi claro, era mas arriesgado llegar en el dia pero esperaba que los paisajes bien merecieran la pena: ìentraria en Italia cruzando los Alpes via Grenoble y dormiria en Torino! Dicho y hecho: en un area cercana a Valence puse durante horas todo mi empegno en encontrar a alguien que llevara esa direccion… las buenas personas suelen tardar en aparecer, y en el caso del mejor conductor de este viaje, desde luego la espera merecio la pena. No solo me llevo hasta Grenoble en la furgoneta del trabajo, sino que despues se empegno en llevarme en su coche particular unos buenos km mas alla del peaje para enlazar directamente con la via italiana, solo pude compensarle compartiendo las ultimas lonchas de mi jamon de emergencia… Tras dos cortas etapas con unos jovenes en busca de trabajo en la montagna y un medico cuyo hijo acababa de hacer la vuelta al muno y, todo orgulloso de el me alento notablemente; di con la ultima furgoneta – un comercial de Alcaniz- con el que cruce un nevado Tunnel du Fréjus entre montagnas tan impresionantes que quitaban el aliento (evitare dolorosas e inoportunas comparaciones con mis bien amados Pirineos, que siempre ocuparar un lugar privilegiado), para pisar finalmente suelo italiano y descender los Alpes hasta Torino.

Francesco me acogio con su amabilidad de siempre y me inicio en la mala vida de estos dias (pizza, dulces, café…). Pensando como organizar mi estancia italiana, mis amigos erasmus de Parma me convencieron finalmente para hacerles al dia siguiente una visita que bien merecio la pena, cogiendo el primer tren del viaje; resumen: preciosos recuerdos de una lejana Francia junto a un buen risotto, luego mas despedidas y mas frases bonitas… Hoy tocaron Milano y Francesca -ultima parada italiana antes de cruzar de nuevo las montagnas-, y de nuevo preciosos y esperados reencuentros, con muchas emociones complicadas de describir con palabras en un blog. Tras un intento fallido durante la tarde de cruzar  Suiza, toco disfrutar de la noche milanesa, posponiendo la partida hasta magnana.

Proximas noticias desde el norte

Italia (Torino-Parma-Milano)
About these ads

Un comentario

  1. Sigue escribiendo que es una maravilla “verte” la cara de felicidad que debes tener ahora a través de tus palabras.

    Día gris y lluvioso en A’dam… toca paseo con Jazz en los cascos :)

    Un abrazo fuerte,

    ]d[



Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 35 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: